martes, 13 de julio de 2010

Escucha, Patria Mía - Anónimo

Escucha, Patria mía, mi cántico sonoro
que vibra en los espacios como campanas de oro
que anuncian con sus voces tu plácido vivir.

Escucha mis estrofas de prístina pureza
que loan con orgullo tu serena belleza
y tu cándido cielo de amaranto y zafir.

Eres como una perla de purísimo oriente;
eres como una diosa por bonita y sonriente;
eres mágica estrella de un mundo encantador.

Porque eres, Patria mía, pacífica y amable
y tu bondad es grande, profunda, e inmutable
y a todos das tan sólo, magnífica, tu amor.

No hay comentarios: