martes, 20 de enero de 2009

Cuando sepas Hallar Una Sonrisa - Gonzáles Martínez, Enrique.

Cuando sepas hallar una sonrisa
en la gota sutil que se rezuma
de las porosas piedras, en la bruma,
en el sol, en el ave y en la brisa;
cuando nada a tus ojos quede inerte,
ni informe, ni incoloro, ni lejano,
y penetres la vida y el arcano
del silencio, las sombras y la muerte;
cuando tiendas la vista a los diversos
rumbos del cosmos, y tu esfuerzo propio
sea como un potente microscopio
que va hallando invisibles universos;
entonces, en las flamas de la hoguera
de un amor infinito y sobrehumano,
como el santo de Asís, dirás hermano
al árbol, al celaje y a la fiera.
Sentirás en la inmensa muchedumbre
de seres y de cosas tu ser mismo;
serás todo orgullo con la cumbre.
Sacudirá tu amor el polvo infecto
que macula el blanco de la azucena;
bendecirás las márgenes de arena
y adorarás el vuelo del insecto;
y besarás el garfio del espino
y el sedeño ropaje de las dalias...
Y quitarás piadoso tus sandalias
por no herir a las piedras del camino.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Este poema deberian enseñarlo en primaria y secundaria, tal vez los chicos aprendan a amar y cuidar mas nuestro planeta.

Joyce Mireles dijo...

Así es anónimo. Y no solo a ellos, también a los mayores para que no olviden, y así alejarlos de la colectiva indiferencia. :) gracias por su comentario.

Anónimo dijo...

Con éste poema gané un 2o lugar estatal de poesía intersecundaria, en 3er grado! 30 años despues conservo mi diploma!!!

Joyce Mireles dijo...

Felicidades por ello! La poesía es maravillosa, pero lo es aún más cuando un declamador logra transmitir su esencia. Cosa no fácil :)

Anónimo dijo...

Muy bien, pero le falta una frase y cambió algunas palabras.Perdón.